facebook youtube
El domingo 29 de mayo la Iglesia celebra la Solemnidad del Corpus Christi, y la liturgia nos habla de la Eucaristía y la Caridad. Es el Día de la Caridad, y desde Cáritas se quiere hacer recordar a los fieles la Campaña de "Ama y vive la Justicia. Practica la Justicia. Deja tu huella", tal y como recoge el cartel que se ha hecho llegar a las parroquias del Obispado.
Una manera de hacer posible que esta huella sea más solidaria y más caritativa es buscar un compromiso de justicia y fraternidad dirigido "a los demás", especialmente a los que más lo necesitan, los excluidos y los marginados, en una palabra que nos toca la conciencia: "los pobres". Nos toca transformar nuestra realidad más cercana, la de casa, la de nuestro pueblo y parroquia.
Además de llevarlo a la oración, y encomendarlo en la celebración de la Misa Dominical, también debemos colaborar con nuestra limosna, una manera de dejar huella, una huella que puede resolver las carencias humanas y económicas de muchas personas necesitadas de recursos. Y hay que decir que nos faltan muchas huellas de las mismas. ¡Ayúdanos a ayudar!