facebook youtube

El pasado miércoles 16 de octubre Cáritas Tremp visitó por segunda vez este medio de comunicación con la intención de compartir nuestras acciones, proyectos y experiencias de este último año.

El objetivo principal fue el de hacer un llamamiento al voluntariado con "gente mayor", ya que actualmente tenemos dos proyectos en este sector donde cualquiera puede ser voluntario: en el Hospital Comarca del Pallars y en “Fundació Fiella-Sant Hospital” de Tremp .

En esta ocasión nos acompañaron técnicos de ambas entidades: Anna Hernàndez, terapeuta ocupacional del Hospital Comarcal del Pallars, Eric Borbó, animador sociocultural de la Fundació Fiella-Sant Hospital de Tremp, Joan Pujol, voluntario de Cáritas y Marian Sànchez, responsable de centro de Cáritas Tremp.

Cada contertulio expuso en qué consistía el voluntariado que desde Cáritas vamos compartiendo desde hace ya dos años, y se contaron experiencias, anécdotas y vivencias. "La pobreza, no es sólo la económica, la pobreza de la soledad azota a muchas personas, gracias a voluntarios generosos intentamos combatirla cada día ..." esta frase que sonó reiteradamente en la entrevista haciendo así un resumen de sus vivencias.

Quedó patente y claro que ser voluntario, no requiere de unas cualidades, ni de un perfil especial, sólo hay que tener ganas de compartir nuestro tiempo y dedicación; Ser voluntario es una medicina maravillosa para curar la soledad y la tristeza que muchas personas sufren.

También quedó patente, que la experiencia del voluntariado es un intercambio recíproco y que el voluntario, recibe a cambio una satisfacción personal y unas vivencias entrañables y muy positivas.

El ser voluntario no tiene edad, raza, ni clase social... Sólo implica las ganas y el compromiso hacia los demás y el resultado sin duda es conseguir una vida más plena para uno mismo y para el resto.